Incontinencia urinaria
en la mujer

La incontinencia urinaria, pérdida del control de la vejiga, es un problema frecuente y que a menudo causa vergüenza. Los dos tipos más comunes de incontinencia urinaria que afectan a las mujeres son la incontinencia de esfuerzo y la incontinencia de urgencia. La incontinencia afecta al doble de mujeres que hombres.
Los estudios epidemiológicos sobre la prevalencia de la incontinencia urinaria en la población general demuestran que se trata de un problema más frecuente en la mujer que en el varón, y que la incidencia de esta disfunción aumenta con la edad.
Aproximadamente entre el 9 y el 72% de las mujeres son incontinentes.

Exploración física

Para detectar anomalías físicas que pueden estar relacionadas con la incontinencia, así como posibles problemas asociados.

Diagnostico

Es importante determinar el tipo de incontinencia urinaria que tienes; los síntomas indican al médico el origen de la misma, así como:

 

  • Diario miccional: Durante varios días, anotas cuánto bebes, cuándo orinas, la cantidad de orina que produces, si experimentaste una necesidad imperiosa de orinar y cuántos episodios de incontinencia tuviste.
  • Medición del residuo posmiccional: El médico te pide que orines (micciones) en un recipiente que mide la producción de orina.
Tratamiento

El tratamiento de la incontinencia urinaria depende del tipo de incontinencia, la gravedad y la causa subyacente. Probablemente, se necesite una combinación de tratamientos.
Tu médico puede recomendar tratamientos menos invasivos para comenzar y pasar a otras opciones si estas técnicas no te ayudan.

 

  • Técnicas conductuales
  • Ejercicios para fortalecer los músculos del suelo pélvico
  • Medicamentos
  • Estimulación eléctrica
  • Dispositivos médicos
  • Terapias intervencionistas
  • Cirugía

¿NECESITAS AYUDA?

AGENDA UNA CITA CONMIGO